Cardenal Brandmuller: Es «imposible» cambiar la enseñanza católica contra la anticoncepción

El Cardenal hizo sus comentarios cuando abrió una conferencia titulada «Humanae Vitae a sus 50 años». La conferencia tuvo lugar en la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino.

La enseñanza de la Iglesia contra la anticoncepción expresada en Humanae Vitae es un «ejemplo extraordinario» de cómo la «verdad de la fe» se profundiza y se desarrolla mientras «sigue siendo idéntica a sí misma», declaró el cardenal Walter Brandmüller en una conferencia en Roma el día de ayer.

El Cardenal hizo sus comentarios cuando abrió una conferencia titulada «Humanae Vitae a sus 50 años». La conferencia tuvo lugar en la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino.

El cardenal Brandmüller es un erudito de fama mundial en historia de la iglesia, habiendo publicado numerosos libros sobre las Cruzadas, la Inquisición española y la Reforma. Tiene un doctorado en teología y es ex presidente de la Pontificia Comisión de Ciencias Históricas. Es uno de los cuatro cardenales que firmaron la dubia al Papa Francisco preguntando si la exhortación de 2016 del Papa Amoris Laetitia se ajusta a la inmutable enseñanza católica.

La Humanae Vitae celebra su 50 aniversario el próximo año

Los académicos católicos como Josef Seifert y el padre George Woodall han explicado cómo las enseñanzas del Papa Francisco sobre el matrimonio y la familia, especialmente las expresadas en Amoris Laetitia, podrían usarse para anular la enseñanza católica contra la anticoncepción.

Brandmüller dijo a los asistentes a la conferencia que es «imposible» que la Iglesia Católica cambie su enseñanza en Humanae Vitae, a lo que se refirió como un «documento doctrinal» que fue «verdaderamente profético».

«Humanae Vitae proporciona un ejemplo extraordinario del funcionamiento del proceso de paradosis, lo que significa la transmisión de la doctrina de la Iglesia. Cuando la verdad de la fe es recibida, adoptada y transmitida, lo que ocurre es que lo que se recibe, cuando se adopta y transmite, responde a una comprensión más profunda y una expresión más precisa de las necesidades del presente respectivo, sin dejar de ser idéntico consigo mismo». dijo.

«En todo esto, la contradicción entre el pasado y el presente es imposible: es el Espíritu Santo quien actúa en la Iglesia de Jesucristo para guiar este proceso de paradosis. Es el Espíritu Santo quien asegura que la fe de la Iglesia se desarrolle en el transcurso del tiempo, así como una persona adulta sigue siendo idéntica al niño que era en el pasado, una comprensión formulada por san Vincent de Lérins ya en el año 430 y desarrollada por el Beato John Henry Newman», agregó.

Llamado a resistir las presiones del espíritu del mundo

El Cardenal dijo que la Iglesia Católica debe resistir las presiones de las iglesias protestantes y del mundo que quiere que la Iglesia use la «moral de la situación» para aceptar la anticoncepción como moralmente legítima.

En cambio, dijo, «se debe dar reconocimiento» al «documento doctrinal cuya naturaleza profética también ha sido reconocida, con el tiempo, por destacados pensadores no católicos».

«En esta encíclica, Pablo VI compendió temporalmente una serie de afirmaciones doctrinales sobre el tema de la anticoncepción, mencionadas por Pío XI en Casti connubii y desarrolladas por Pío XII y Juan XXIII. Estas fueron tomadas, desarrolladas y profundizadas por Juan Pablo II», dijo.

«La Conferencia inaugurada hoy ha pedido esta renovada recepción, adopción y una transmisión más profunda de la enseñanza verdaderamente profética de Pablo VI en el año 2017», agregó.

No Comments Yet.

Leave a comment