Que en Colombia predomine el perdón y no la venganza, exhorta Obispo

Colombia: "La novedad liberadora del perdón debe sustituir a la insistencia inquietante de la venganza”, exhortó el Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Mons. Elkin Álvarez, durante el VIII Congreso Nacional de Reconciliación que culminó este 13 de octubre en Bogotá.

“No se puede permanecer prisioneros del pasado: es necesaria, para cada uno y para los pueblos, una especie de ‘purificación de la memoria’, a fin de que los males del pasado no vuelvan a producirse más”, expresó el Prelado ante los cerca de 700 participantes del evento realizado del 11 al 13 de octubre.

El también Obispo Auxiliar de Medellín explicó que “no se trata de olvidar todo lo que ha sucedido, sino de releerlo con sentimientos nuevos, aprendiendo, precisamente de las experiencias sufridas, que sólo el amor construye, mientras el odio produce destrucción y ruina. La novedad liberadora del perdón debe sustituir a la insistencia inquietante de la venganza”.

Mons. Álvarez indicó que se debe buscar el encuentro y el diálogo con todos, reconociendo las causas de lo vivido en Colombia en los últimos 50 años siempre desde la óptica de la esperanza.

“En la guerra todos sufren, por eso es necesario buscar caminos para todos, sin excluir”, expresó.

El Secretario General de la CEC reconoció que el perdón no es fácil, sin embargo es necesario porque va relacionado con la verdad. “No se trata encontrar una verdad que aumente las distancias o los antagonismos, sino una verdad en perspectiva de reconciliación (…). Santo Tomás decía que los hombres no pueden vivir juntos si no tienen confianza recíproca, es decir, si no se manifiestan en la verdad”, indicó.

Por su parte, el Director del Secretariado Nacional de Pastoral Social, Mons. Héctor Fabio Henao, afirmó que “la reconciliación requiere avanzar decidida e independiente de las decisiones políticas”.

En ese sentido, destacó como principal conclusión del evento el fortalecimiento de la red de organizaciones, personas y comunidades que están trabajando de manera comprometida por la reconciliación en Colombia.

“A pesar de las dificultades y los desafíos, la voluntad de estos actores en los territorios es muy importante (…). Esta presencia tiene mucha más fuerza en las zonas donde se ha desarrollado el conflicto, lo que representa un motivo de esperanza para la situación actual del país y para las perspectivas de volver a reconstruir el tejido social y apostarle a una Colombia en paz”, señaló.

“Tenemos que comprender la complejidad del momento y el Congreso de Reconciliación también nos ha servido para entender que hay pasos y fases por las que tenemos que transitar, que nos van a exigir no perder la constancia, mantener la voluntad, la decisión de avanzar”, agregó Mons. Henao, que destacó el reconocimiento dado a la Iglesia Católica por su aporte a la reconciliación en Colombia.

No Comments Yet.

Leave a comment