Egipto

historia del misticismo   Egipto:

Es de vital importancia entender un poco de la civilización egipcia y su misticismo, si se quiere entender la fuente primaria de la cual bebieron la m

ayoría de las religiones del mundo y por la cual fundamentaron y dieron cuerpo a sus sistemas de creencias. Al ser las más antigua de las civilizaciones del mundo, también fueron los primeros que reflexionaron sobre el tema central que une a las religiones conocidas, la concepción sobre la vida y la muerte y la idea  de lo eterno. El siguiente análisis tiene como objetivo dar a entender la manera en que el antiguo egipcio fundamento sus creencias y en especial como dio origen a sus dioses y mística, para así comprender la manera en que la religión de esta civilización, influencio a las religiones que posteriormente se originarían en las diferentes culturas.

Para empezar se debe  decir que Egipto se ubica en el áfrica nororiental, se encuentra aislado por libia, sudan, el mar rojo, y el mar mediterráneo. Poseía  una característica geográfica que fue de vital importancia para su desarrollo  social, económico, político y religioso, su cercanía al rio Nilo. Esto le permitiría, por un lado, la subsistencia,  ya que tenían tres cosechas al año que les daba los recursos que necesitaban y, por otro lado, les facilito su desarrollo cultural, debido a que la proximidad con este afluente les facilito el cultivo, y como la tarea de siembra se tornó simple, les quedo tiempo que invirtieron en el desarrollo de diferentes áreas, entre ellas, su sistema de creencias. El egipcio percibió en su entorno una relación intrínseca entre la naturaleza, vida y  muerte y bajo esta percepción construyo su religión, pues dedujo por lógica que la vida y la muerte dependía de un solo elemento, su proximidad con el rio Nilo y su relación con la naturaleza.  egipto-imperiosantiguo

Lo anteriormente reseñado se evidencia en la forma que diseñaron sus deidades. Cada dios representaba un fenómeno natural que el egipcio consideraba importante dentro del sentido que éste le había dado al mundo. Aquí, tenemos como ejemplo al dios Sobek, es representado como  reptil cocodrilo, ya que el egipcio percibió el papel que jugaba este animal en el entorno natural que habitaba, ya que éste hacia su aparición en la  zona en donde iba a desovar el afluente,  marcando con ello el punto hasta donde iba a crecer el rio, por ello, el dios cocodrilo hace parte de sus deidades.  Se tiene que aclarar que la creciente del rio no solamente la median  observando el comportamiento del reptil, pues diseñaron un sistema alterno que hacía lo mismo  llamado Nilo metros. Otro ejemplo,  es el dios Horus, que representaba al sol, otro elemento natural de vital importancia en la vida egipcia, pues entendieron que sin el sol la cosechas no crecerían y el mundo no existiría, a razón de esta trascendencia hizo parte de su mitología y fue representado como un halcón o un hombre con cabeza de halcón y corona doble, se le consideraba dios de la fertilidad, vegetación y la cosecha.

dioses

Por último, tenemos a  Annubis dios de la muerte. Hecho natural de gran significancia para esta cultura pues concebían que por medio del deceso se llegara a la eternidad, donde serían recibidos por Osiris y empezarían su vida como inmortales. Este dios era representado  con una cabeza de chacal. Fue así,  debido al comportamiento que tenían los chacales, que eran vistos merodeando por los cementerios en busca  de cadáveres para  devorarlos, de los cuales consumían todo, menos el corazón y los riñones, por esta  razón  en los procesos de momificación el corazón no se incluía, pues se dejaba para el inframundo. En este punto es donde la historia se vuelve interesante, ya que el egipcio al observar tal comportamiento en la naturaleza no dudo en relacionar la muerte con el chacal y en establecer a tal deidad como dios encargado de todo lo relacionado con el óbito, creando una mitología entorno a este  hecho natural, que indudablemente subsiste en las religiones de hoy en día.

Esto se debió a que en el misticismo egipcio el corazón que no era devorado por el chacal quedaba para el inframundo.  Allí, dicho corazón iba a ser pesado por Annubis en una balanza con una pluma de avestruz, el alma que quisiera salir avante del juicio debería cumplir una condición, que consistía en que su corazón debía pesar menos que la pluma, esto significaba que el alma debía estar en paz consigo mismo y con los demás, liberada de egoísmos, envidias y resentimientos, idea fundamental en la concepción de la muerte y la liberación del alma, que tienen en común las religiones alrededor del mundo. Aquí, aclararemos dos cosas, la primera: la muerte para el egipcio representaba un hecho trascendental y de una importancia sin igual pues era el camino hacia a la eternidad, en razón de esto la consideran como un hecho natural, positivo y esperado con gran expectativa, y en segundo lugar: que este hecho  corroborado en la mitología egipcia, fue integrado a  las diferentes religiones del mundo  y que constituye junto con otros elementos que explicaremos en otros contenidos  las líneas directrices de las religiones que conocemos hoy por hoy, más exactamente en tres creencias, la concepción de juicio después de la muerte, la idea de paz del alma como presupuesto indispensable para el ingreso a la eternidad y la separación de alma y cuerpo.

 

dioses2

Otro aspecto notable de la civilización egipcia fue su entendimiento del poder político y su legitimación en el mundo terrenal. Su manera de entender el mundo le permitió conciliar en un solo núcleo los aspectos sociales, políticos, y  religiosos  que determinaban la razón de ser del faraón. Èste  era  considerado el representante de dios en la tierra  siempre y cuando guardara el equilibrio entre el sol, el Nilo y la vida cotidiana del egipcio. Su lógica era simple pero a la vez brillante, ya que  la única manera de guarda el equilibrio era por medio del conocimiento de los hechos naturales que poseía el faraón, el entendimiento cabal de la naturaleza era asimilado como la forma en que el soberano se comunicaba con dios y así permitía la comunicación de èste con el pueblo egipcio, por la simple razón que al entender el mundo y su naturaleza su gobierno iría en consonancia con las leyes cósmicas y del universo, ocasionando la buena vida y la fortuna que siempre estuvieron acostumbrados a tener y por la cual siempre tuvieron una perspectiva positiva de la religión, esas ventajas sociales solamente serían conseguidas por medio del faraón que tras conseguirlas seria reconocido como el representante de dios en la tierra. Esta estructura nos permite ver el aspecto integral que tenía la religión, política y fe por medio de la ciencia, ya que todo el misticismo de Egipto fue edificado en relación con la naturaleza y el control que el soberano tenia  de  ésta. Su dominio  conseguiría  todas las bendiciones esperadas, si esto sucede, se configura la fe, pero esta vez el creer es entendido sobre algo palpable o verificable, ya que el ciudadano al tener esos beneficios otorgados por el equilibrio del cosmos cree en el dogma se configura la fe y sucede lo más importante para cualquier religión y es que el creyente se siente identificado con su dios, pues considera que se encuentra protegido y bendecido por èl.

Por último se debe explicar  un punto fundamental en el sistema de creencias egipcio y es el papel que jugaba la astrología dentro de su religión. Este conocimiento hizo su aparición en esta cultura por medio  de la relación que el egipcio hizo del movimiento de las estrellas y los ciclos de crecientes y decrecientes del rio Nilo, percatándose de las 12 constelaciones  que se observaban en el firmamento y el paso que hacia el sol en todas ellas durante el año. Esto les permitió  vaticinar el futuro  con el simple hecho de mirar las estrellas y todas  ellas estaban relacionados con el comportamiento de la naturaleza en determinada etapa del año, con esta información crearon el calendario que hasta nuestros días permanece y que les sirvió para entender de mejor manera la naturaleza y diseñar su plan de trabajo  a lo largo de los ciclos. El egipcio trabajaba en dos labores muy importantes la primera estaba en el cultivo y la segunda en el trabajo de la piedra que era utilizada en especial para la construcción de estatuas, templos y tumbas. Cabe resaltar la importancia que tenía la piedra en el concepto de eternidad y en su esoterismo, ya que con su trabajo sobre este elemento conseguían por un lado la eternidad para su faraón y por otro lado la eternidad para el  pueblo, pues èste con su trabajo y dedicación sobre la piedra  destinada a la construcción de infraestructura encontraban la suya. Tal era la significación que este elemento tenía en relación a lo eterno que sus casas eran construidas en barro y sus tumbas en piedra. Una vez más encontramos la integración que hacia el egipcio en lo concerniente a lo social, político y religioso demostrando que esa unión era indispensable para el progreso y desarrollo que necesitaba su civilización.

Podemos concluir con toda certeza que el asunto de la fe representaba un tema trascendental en la cultura egipcia, ya que de ella dependía su vida en este mundo y ello era si por la asimilación que tuvieron de la religión, naturaleza, política y fe como un solo cuerpo indisoluble que le daba sentido a la vida y por lo tanto a la eternidad. Se debe aceptar  bajo esta  dimensión que  la fe expresada en la religión jugo un papel decisivo en el florecimiento y magnificencia que tuvo Egipto como civilización representando un ejemplo claro de como una organización social basada en la fe y en el conocimiento pueda configurarse en una cultura cuyo ejemplo perduro por toda la eternidad.

Fuentes:

1. Historia del antiguo Egipto. Autor: Nicolás Grimal. Traducción: Blanca García Fernández y Pedro López Barja de Quiroga. Librarle Arthème Fayard 1988. Se consulta la edición española de la editorial AKAL 1996 capítulos 1,2 y 3.

2. Revista BURAN # 12. Artículo: Paseo a través de la historia. Egipto una                     civilización para la eternidad. Autora: Cristina Escobar Labella. Páginas 63 a 68.

Historia de la civilización de Egipto. Diana Uribe.

Diana Uribe - Historia de Egipto - Cap. 02 La grandeza de la civilización

Diana Uribe - Historia de Egipto - Cap. 03 El tiempo de los egipcios

No Comments Yet.

Leave a comment