El asesino y satanista Charles Manson

Secretaría RIES, el 20.11.17 

Manson, el asesino en serie estremeció a los EE.UU. en agosto de 1969 con una sangrienta espiral de violencia en la que él y los seguidores de su secta satánica, conocidos como “la familia Manson”, asesinaron a siete personas para provocar una guerra racial.

Tal como recuerda La Vanguardia, entre los asesinados figuraba la actriz Sharon Tate, que estaba a punto de dar a luz a su primer hijo, fruto de su relación con el director Roman Polanski. La mayoría de sus víctimas estaban relacionadas con el mundo del cine.

El asesino en serie murió en un hospital de la localidad de Bakersfield, explicó a NBCNews Debra Tate, hermana de la actriz fallecida, tras recibir una llamada telefónica de las autoridades penitenciarias a las 8:30 hora local. Manson murió por causas naturales el 19 por la tarde en el hospital del condado de Kern, dijo el Departamento de Corrección y Rehabilitación de California en un comunicado. No dio más detalles de las circunstancias que rodearon su muerte.

“Una metáfora del mal”

En un primer momento Manson y otros cuatro seguidores suyos fueron condenados a muerte en la cámara de gas, en 1971, pero un año después la sentencia se redujo a cadena perpetua después de que el Tribunal Supremo del estado californiano abolió la pena capital.

La revista The Rolling Stone llegó a definirle en 1970 como “el hombre más peligroso vivo” y estaba internado en la cárcel estatal de California, en Corcoran. Tras siete años en prisión fue declarado elegible para obtener la libertad condicional, pero le fue repetidamente denegada después de que las autoridades concluyeran que era un preso aún muy peligroso.

Mucho después de que Manson desapareciera de los titulares, su figura había crecido como símbolo del terror que desató en el verano de 1969. “El mismo nombre de Manson se ha convertido en una metáfora del mal”, dijo a Los Angeles Times en 1994 Vincent Bugliosi, fiscal que enjuició a Manson.

El pasado 16 de noviembre se supo el asesino estaba interno en un hospital de Bakersfield y ya había sido hospitalizado en enero. En aquella ocasión sufrió una hemorragia gastrointestinal que requería de cirugía, pero los médicos no quisieron someterlo a una operación porque temían que no sobreviviría.

Un hito en la contracultura de los 60

Los crímenes de Manson conmocionaron a la sociedad estadounidense y marcaron simbólicamente un punto y aparte en la contracultura de los años 60 y el movimiento hippie. Los asesinos utilizaron la sangre de sus víctimas para escribir mensajes en las paredes, mientras seguían las instrucciones que creían escuchar en la canción ‘Helter Skelter’, obra de The Beatles.

Manson sumaba centenares de sanciones por mal comportamiento en la cárcel, donde también se grabó en el entrecejo un tatuaje en forma de una cruz gamada. En los últimos 20 años, Manson siempre se negó a comparecer en sus vistas para la libertad condicional y en una entrevista concedida a Vanity Fair en 2011 se describió como un hombre “mezquino, sucio, forajido y malo”, y aseguró que fue condenado por “ser la voluntad de Dios”.

Leslie Van Houten, la miembro más joven de ese clan, explicó en su momento que Manson les había “lavado el cerebro” con sexo, LSD, lecturas constantes de pasajes de la Biblia, repetidas escuchas del disco White Album, de The Beatles, y otros textos sobre su deseo de lanzar una revolución.

En julio pasado se dio a conocer que la próxima película de Quentin Tarantino girará en torno a la figura de Manson y a los asesinatos de sus fanáticos seguidores en California. Será producida por Sony Pictures. Recientemente se ha emitido una serie sobre esta misma temática, titulada Aquarius.

Recuerdo de las víctimas

Según recoge El Mundo, Michele Hanisee, presidenta de la Asociación de Fiscales Adjuntos del Distrito, reaccionó ante la muerte citando al difunto Vincent Bugliosi, el fiscal de Los Ángeles que puso a Manson tras las rejas: “Manson era un estafador malvado y sofisticado con valores morales retorcidos”“Hoy, las víctimas de Manson son las que deberían ser recordadas y lloradas en ocasión de su muerte”, dijo Hanisee.

Manson fue declarado culpable de conspiración para cometer los asesinatos. Él no estaba presente, pero los miembros de la llamada Familia Manson masacraron a 5 personas, incluida la actriz Sharon Tate, en su casa de Beverly Hills. El objetivo de Manson era comenzar una guerra racial que él llamó “helter skelter”, por la canción de los Beatles.

Cómo sucedió todo

La noche después de los asesinatos de Tate, los miembros de la familia Manson asesinaron al azar a Leno y Rosemary LaBianca. En total, la “Familia” infligió 169 puñaladas y 7 heridas de bala, y utilizó la sangre de sus víctimas para escribir en las paredes ‘Death to Pigs’ (Muerte a los cerdos) y ‘Helter Skelter’.

Según un testimonio, Manson envió a sus devotos la noche del asesinato de Tate con instrucciones de “hacer algo malvado”. La testigo Linda Kasabian, a quien se le otorgó inmunidad, testificó que Manson ató al matrimonio LaBianca y después ordenó a sus seguidores que los mataran. Manson también fue condenado por los asesinatos del músico Gary Hinman y el doble de acción Donald “Shorty” Shea.

Después de un juicio que duró casi un año, Manson y tres de sus seguidores, Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten, fueron declarados culpables de asesinato y sentenciados a muerte. Otro acusado, Charles “Tex” Watson, fue declarado culpable más tarde. A todos se les conmutó la pena por 9 cadenas perpetuas después de que la Corte Suprema de California anulara la pena de muerte en 1972.

A pesar de la abrumadora evidencia en su contra, Manson mantuvo durante su tumultuoso juicio en 1970 que era inocente y que la sociedad misma era culpable“Estos niños que vienen a ti con cuchillos, son tus hijos. Tú les enseñaste; yo no les enseñé. Sólo traté de ayudarlos a ponerse de pie”, dijo.

Desde entonces, la familia Manson ha ocupado un siniestro lugar en la cultura estadounidense. Ha inspirado, entre otras cosas, canciones, una ópera, películas y una gran cantidad de sitios de admiradores de Internet. Según las autoridades penitenciarias, durante sus cuatro décadas en prisión, Manson se mantuvo incorregible, no mostró arrepentimiento y se vio envuelto en numerosos problemas por mal comportamiento.

Una infancia problemática

Nacido como Charles Milles Maddox el 12 de noviembre de 1934 en Cincinnati, hijo de una adolescente de 16 años, Manson pasó gran parte de su juventud entre parientes y centros de detención juvenil. Cuando tenía 5 años, su madre y su tío fueron a la cárcel por atracar una gasolinera. A la edad de 13 años, él mismo ya.

Al parecer tenía un alto coeficiente intelectual pero era incapaz de leer o escribir correctamente y pasó los primeros años de su vida en diferentes reformatorios. Recién salido en libertad condicional de la prisión en 1967, comenzó a atraer a miembros de su “familia” en el distrito Haight-Ashbury de San Francisco, que se había convertido en un refugio para la cultura juvenil ‘hippie’.

El grupo se mudó con sus seguidores a Los Ángeles, y finalmente se establecieron en Spahn Ranch, un terreno de 500 acres que se usaba para filmar películas del Oeste y programas de televisión. El sexo comunitario y el consumo de drogas fueron una forma de vida ya que Manson se convirtió en un mesías para los fugitivos, marginados y criminales atraídos por su carisma, intimidación y espiritualismo retorcido.

No Comments Yet.

Leave a comment