Estados Unidos – Los obispos instituyen una Comisión especial “contra el pecado de racismo”

Washington (Agencia Fides) – La Conferencia Episcopal de los Estados Unidos de América (USCCB) ha instituido una nueva Comisión especial contra el racismo, que se ocupará de afrontar el pecado del racismo en la sociedad y en la iglesia, y de la urgente necesidad de estar unidos como sociedad para encontrar las soluciones más adecuadas.

“Los últimos acontecimientos han mostrado la medida en la que el pecado de racismo continúa afligiendo a nuestra nación” ha afirmado el Card. Daniel N. DiNardo, Arzobispo de Galveston-Houston, Presidente de la USCCB, según el comunicado recibido en la Agencia Fides. “El prejuicio puede pasar inobservado en el alma. Sin una reflexión en la oración, se puede nutrir el miedo de lo que es diferente. Puede convertirse en un excesivo racismo – ha dicho el Cardenal -. Pero la reflexión individual no es suficiente. Debe conducir a la acción.

El trabajo de la USCCB quiere ser una invitación a la conversión para aquellos que se esconden detrás de capuchas blancas y símbolos nazis. Las expresiones de violencia contra los afroamericanos y otras personas de color, contra el pueblo judío, los inmigrantes y otros, ofenden nuestra fe, pero nos unen en nuestra decisión. No permitamos que las fuerzas del odio nieguen la dignidad intrínseca de cada persona humana. Que la nación y el mundo vean al cuerpo único de Cristo movilizándose en defensa de nuestras hermanas y hermanos amenazados”.

El obispo de Youngstown, Su Exc. Mons. George V. Murry, ha sido nombrado Presidente de la Comisión, los miembros serán escogidos en los próximos días y la primera reunión se realizará muy pronto. “Estoy deseando trabajar con mis hermanos obispos y con las comunidades en los Estados Unidos para escuchar las necesidades de aquellos que han sufrido por los pecados del racismo y encontrar soluciones a esta epidemia de odio que aflige a nuestra nación desde hace demasiado tiempo”, ha dicho Mons. Murry. “A través del ejemplo del amor y la misericordia de Jesús, estamos llamados a ser un pueblo mejor del que hemos visto en las semanas y meses pasados como nación. A través de la escucha, la oración y la colaboración, espero que podamos encontrar soluciones duraderas y un terreno común donde el racismo no pueda encontrar espacio en nuestros corazones o en nuestra sociedad”. (SL) (Agencia Fides 28/8/2017)

No Comments Yet.

Leave a comment