El remedio para curar los malos sentimientos

Jesús nos enseña a transformar los malos sentimientos en fuentes de bendición

Dentro de nosotros existen muchos sentimientos negativos que crean miedo, tristeza, envidia, mentira y nos impiden vivir la verdadera felicidad. Sin embargo, Jesús nos enseña el remedio para curar estos malos sentimientos, y transformarlos en fuente de bendición.

En Juan 7,38 leemos: “El que crea en mí, como dice la Escritura: De su seno correrán ríos de agua viva”. Este agua viva es el Espíritu Santo. Jesús habla de un río de agua viva, es decir, de un río de agua cristalina, con el poder de irrigar los sentimientos negativos y transformarlos en sentimientos de victoria.

Si dejamos al Espíritu Santo actuar, el miedo se transforma en coraje para no desistir.

La tristeza da lugar a la alegría, porque experimentamos la certeza, la confianza en los cuidados de Dios.

La envidia se vuelve capacidad para ver en el ejemplo de los demás el estímulo para sacar lo mejor de nosotros mismos, sin intentar perjudicar ni copiar lo que hace el otro.

Y, finalmente, la mentira da lugar a la verdad por dos motivos: la verdad es Jesús, y el padre de la mentira es el demonio.

Sea cual sea el sentimiento negativo que ahora está en tu corazón, reza conmigo: Espíritu Santo, cúrame, libérame y dame tu fuerza.

No Comments Yet.

Leave a comment