Supermercado borra cruces de una iglesia en anuncio para no ofender a musulmanes

La cadena de supermercados Lidl, de origen alemán, ha provocado controversia en Europa por eliminar las cruces de una iglesia italiana para evitar herir la sensibilidad del público musulmán en la localidad de Camporosso.

La iglesia afectada es la de San Antonio Abad, en la ciudad italiana de Dolceacqua. En un anuncio usado por supermercado Lidl, en que se veía el poblado, el templo católico figura sin sus característica cruces.

De acuerdo al diario británico The Telegraph, “las cruces aparentemente fueron removidas para no ofender la sensibilidad de los inmigrantes musulmanes del pueblo”.

Esta no sería la primera vez que la cadena de supermercados elimina digitalmente las cruces en templos cristianos, pues hace un mes se hizo público que Lidl borró la cruz sobre la cúpula de una iglesia en la isla griega de Santorini, para un empaque de alimentos griegos. 

Según indicó The Telegraph el 11 de octubre, el alcalde de Dolceacqua, Fulvio Gazzola, presentó una queja formal ante la cadena alemana, sin encontrar una respuesta rápida.

“Necesitas mostrar fotos de Dolceacqua que correspondan con la realidad. Si no quieres mostrar cruces, entonces usa la imagen de nuestro castillo”, criticó el alcalde, que añadió que “Lidl dijo que remover símbolos religiosos es parte de una estrategia publicitaria italiana y europea”.

“Ellos son libres de hacer lo que quieran, pero no deberían arruinar fotos. Esto es dañino para la imagen de nuestro pueblo y de nuestras tradiciones cristianas”, señaló.

Lidl se disculpó por el uso de la foto sin la cruz, en un comunicado remitido a The Telegraph, pero se justificó diciendo que el símbolo cristiano ya había sido removido de la imagen cuando ellos la adquirieron para su anuncio.

La cadena de supermercados prometió además retirar “inmediatamente” la fotografía.

Tras remplazar la foto por una de un ángulo diferente de Dolceacqua, en la que la iglesia de San Antonio Abad ya no ocupa un rol protagónico aunque mantiene la cruz, Lidl se disculpó por el error “completamente involuntario”, y aseguró que no se trató de una “estrategia de marketing”.

En un comunicado anterior, con ocasión de la controversia por la cruz borrada en la iglesia de la isla de Santorini, Lidl argumentó que “evitamos el uso de símbolos religiosos en nuestros empaques para mantener neutralidad en todas las religiones”.

“Si ha sido percibido de forma diferente nos disculpamos a aquellos que puedan haber sido ofendidos”, señaló la compañía alemana.

Sin embargo, la polémica ya ha impregnado a las redes sociales y a la política italiana, donde se han producido repetidos llamados a boicotear a la cadena de supermercados.

Giorgia Meloni, presidenta de la organización política Hermanos de Italia, calificó la actitud de Lidl de “una elección ideológica que nos insulta y nos ofende”.

“Esperamos que todos los cristianos hagan sentir su indignación y ya no ingresen a un supermercado Lidl”, escribió Meloni en su página de Facebook.

No Comments Yet.

Leave a comment