La foto, publicada por la hija de la pareja, es una dulce pro memoria de lo que es el matrimonio

 

El californiano Jon Newman mostró recientemente al mundo y, más importante, a su hija, qué significa atenerse a los votos matrimoniales.

 

Este marido amoroso quería estar seguro de que su esposa Marci, que se había sometido apenas a un tratamiento a base de radiaciones por un cáncer en la tiroides, supiera que él estaba a su lado, aunque ella estuviera aislada en otra habitación.

 

Newman, padre de la joven de 17 años MacKenna, tomó una mesa y una silla y se sentó afuera de la habitación en la que se encontraba su esposa con la puerta abierta para poder estar ahí en el caso de que ella necesitara algo.

 

“Jon va a cada cita médica, a cada análisis de sangre, a cada cirugía, a cada sesión de radiación”, explicó Marci. “Y como pueden ver, si no puede estar a mi lado se queda lo más cerca posible”.

 

Esta historia se ha vuelto aún más dulce por el hecho de que fue MacKenna quien publicó la foto de su papá en Twitter con este mensaje: “Mi papá puso un escritorio fuera de su puerta para hacerle compañía, y yo estoy llorando”.

My mom has to stay in her room in isolation for her cancer radiation so my dad set up a desk at her door to keep her company and I'm crying

Aunque debe ser difícil ver sufrir a la mamá, saber que el papá está haciendo lo que los padres saben hacer mejor, es decir, cuidar y proteger a su familia, debe haber sido una gran fuente de consuelo para la muchacha.

 

Las acciones de Jon son también una pro memoria de cómo nosotros papás somos un ejemplo para nuestros hijos, del hecho que juntos somos más fuertes y que el vínculo de una pareja se puede reforzar también en los momentos más difíciles de la vida.

 

Esperamos y rezamos para que el camino de curación de Marci sea rápido y que esta pareja pueda vivir junta todavía muchos años.