Fernando Abad y Pilar Górriz vivieron una historia de amor cuando él tenía 19 años y ella 17

Las redes sociales, en concreto Facebook, ha sido el punto de encuentro y el principio de la segunda parte de la historia en común de Fernando y Pilar que se acaban de casar. Lo que viene a demostrar que hay historias que no se cierran la primera vez.

 

“Esa andadura se quedó adormecida, nos casamos, hemos tenido nuestros hijos, su mujer murió hace tres años y mi marido falleció hace once, hemos sido felices, ahora nos hemos vuelto a encontrar y como hemos seguido siendo los mismos con más madurez y sensatez, lo lógico era seguir la relación porque nos queremos y hemos querido casarnos, sellar nuestro amor en la ciudad de los amantes, en Teruel por lo bella que es”, dice Pilar.

 

Una boda “que queríamos muy íntima”, pero que ha saltado a los medios y  ha sobrepasado a Fernando que  tiene ahora 74 años y a Pilar 72. Este matrimonio no ha gustado a todo el mundo, ni a los tres hijos de Fernando ni a los dos de Pilar.

 

“No les ha debido sentar bien, en principio no querían pero las cosas pasan y nosotros podemos hacer a nuestra edad lo que queramos, ya no estamos en disposición de pedir permiso. Si no les ha gustado, pues lo sentimos. Queríamos una boda íntima, pero al final ha tenido una repercusión muy grande”

 

“Nos hemos casado como los amantes, pero con la diferencia de que ellos no se besaron y nosotros sí” dice Fernando que sin ser una gran apasionado de las redes sociales, “un día miré los mensajes de Facebook, vi los mensajes y retomamos nuestra relación”.

 

Ahora están de viaje, pero no es la luna de miel, “el viaje de novios lo hemos pospuesto hasta mediados de mayo para poder ver el sol de medianoche y las auroras boreales en los fiordos y tiene que ser en esas fechas”.