Cardenal Osoro preside Misa de acción de gracias por nuevo Santo español

El Arzobispo de Madrid (España), el Cardenal Carlos Osoro Sierra, presidió en la mañana del lunes una Misa de acción de gracias por la canonización del nuevo santo español Faustino Míguez, fundador de la Congregación de las Hermanas Calasancias Hijas de la Divina Pastora.

En la Basílica papal de Santa María La Mayor y ante decenas de fieles españoles, el purpurado recordó en la Misa que “todos los días de nuestra vida son motivo para dar gracias a Dios”. Pero, “hay momentos, circunstancias, en los que es necesario explicitar más esa acción de gracias y precisamente hoy tiene que ser uno de ellos”.

Osoro mencionó brevemente algunos aspectos de la vida del nuevo santo y señaló que “ha sido reconocido también como amigo de Dios” así como “ejemplo a imitar e intercesor de nuestra vida ante Él”.

Siguiendo el modelo de San Faustino, en la Misa exhortó a ser un “auténtico discípulo de Cristo” y se detuvo en su “vida de peregrinación y confianza absoluta en Dios”. “Él sentía que el Señor le llevaba de su mano y le acompañaba siempre” y “respondió a Dios con todas las consecuencias y se entregó a Él”.

El Arzobispo de Madrid destacó además que San Faustino “se hizo servidor de todos” y nos ayuda a entender “qué tenemos qué hacer con los demás: servirlos”. “Tuvo una predilección por poner los fundamentos de la vida humana, los que nacen de Jesucristo”, reconoció.

Del español nacido en Galicia destacó también su “amor por la educación” ya que se dedicó a la educación de niños y jóvenes a través de 31 colegios y de la promoción de la mujer con otras tantas obras sociales.

San Faustino Míguez, cuyo cuerpo incorrupto se venera en la localidad madrileña de Getafe, fue sacerdote profeso de la Orden de los Clérigos regulares Pobres de la Madre de Dios de las Escuelas Pías (Escolapios) y fundador de la Congregación de las Hermanas Calasancias Hijas de la Divina Pastora. Nació en Orense, España, en 1831. Fue ordenado sacerdote en 1856 y, después de varios destinos pastorales en Cuba y España dedicados a la educación, recaló en Sanlúcar de Barrameda, España, donde se dedicó a la necesidad de escolarizar a las niñas.

No Comments Yet.

Leave a comment